Menu 1

Lo que debes saber sobre las cooperativas de ahorro y crédito

Rate this post

cooperativas_ahorro_credito

El ahorro es algo difícil, muchas veces hay que privarse de ciertos lujos para reunir dinero para la compra de un bien o para tener capital suficiente para invertir, en esto, tanto para el ahorro como para las inversiones, las cooperativas de ahorro y crédito son una excelente alternativa. Pero ¿qué son estos organismos? ¿quién los regula? y ¿cuántas existen en Chile?

De acuerdo a la Ley General de Cooperativas (artículos 86 al 90), las cooperativas de ahorro y crédito son “cooperativas de servicio que tengan por objeto único y exclusivo brindar servicios de intermediación financiera en beneficio de sus socios”.

Éstas pueden recibir depósitos en dinero, de sus socios y de terceros, acordar prestamos con instituciones nacionales y extranjeras y realizar préstamos a sus socios, los que se amparan por medio de garantías hipotecarias.

Una cooperativa de ahorro y crédito para llevar a cabo las acciones antes mencionadas, requiere contar con un mínimo de 50 socios, su patrimonio debe ser igual o superior a las mil unidades de fomento y es obligación contar con un comité de crédito que se encargue de revisar cada una de las operaciones que se realizan.

Estas organizaciones también tienen la opción de hacer otro tipo de transacciones como realizar préstamos y operar por medio de tarjetas de crédito para sus socios. Para esto es necesario que la cooperativa: incremente su patrimonio a un mínimo de 400 mil unidades de fomento y que quede bajo el control de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras.

De acuerdo al Departamento de Cooperativas del Ministerio de Economía, en Chile actualmente hay 4.991 organizaciones de este tipo, registradas. De ellas 2.404 se encuentran vigentes.

En un desglose de ellas, y según esta misma fuente, existen 84 cooperativas dedicadas al ahorro siendo las campesinas (450); de vivienda cerrada (709) y de Agua Potable (171), las más numerosas. 

El aporte social

Las cooperativas de ahorro y crédito son instituciones financieras de gran prestigio y que se caracterizan por servir de puente para la inclusión financiera de miles de familias de clase media que no tienen la posibilidad de acceder a productos financieros con entidades bancarias.

Los bancos exigen ciertas garantías que muchas personas de menores ingresos no pueden proporcionar. En este sentido, las cooperativas de ahorro y crédito manejan una cartera de clientes más arriesgada y su margen de cobros exitosos de deuda son inferiores que en los bancos, sin embargo son parte de un trabajo social necesario para que cada día más personas sean parte del sistema financiero.

Al estar enfocadas en un grupo de la sociedad que posee ingresos limitados, los productos que ofrecen las cooperativas son de gran aporte social y muchas veces se vuelven la única oportunidad para las familias de optar a respaldo financiero para la compra de bienes.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Los cambios que la SBIF prepara en las cooperativas y bancos | Bolsillo Finanzas - 06/06/2014

    […] en el rubro; en el ámbito bancario se encuentra un modelo estándar para créditos hipotecarios y para las cooperativas de ahorro y crédito, la regulación de las […]

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes