Menu 1

Las perspectivas y desafíos que las AFP deberán enfrentar hacia el futuro

Rate this post

23Marzo es el comienzo del año oficialmente para muchos, y con él también se reactiva el importante debate previsional que desde 2016 se viene arrastrando en el debate público, con un fuerte descontento social por detrás.

En vísperas de una nueva manifestación contra el sistema de pensiones, es bueno mirar con perspectiva algunos de los desafíos que las AFP tienen que hacer frente para lograr superar esta crisis de representatividad que hoy viven.

Miradas y hechos sobre el sistema chileno
Primero están las proyecciones respecto a las políticas actuales de previsión. Si el sistema se mantiene sin cambios, en diez o quince años las escuetas pensiones que se entregan hoy en día pasarán a ser derechamente escasas. La Comisión Bravo ha determinado que la mitad de las personas que cotizó por treinta años podrá obtener una pensión inferior al 22 por ciento de la renta obtenida durante su última década de trabajo.

Luego está el análisis por algo repetido entre los expertos durante los últimos meses: elevar la edad de jubilación y con ello el porcentaje de renta destinado a previsión. A pesar de que para muchos suena como la solución definitiva, lo cierto es que los cambios esperables para este tipo de política recién se podrán ver en un lapso de 30 o 35 años más.

Además, la falta de un principio de seguridad social sobre el que se base el sistema puede comenzar a ser un problema serio. A diferencia de otros países, en Chile sólo contamos con un sistema de ahorro privado basado en multifondos, al que se une el Pilar Solidario como una forma de paliar la desigualdad en los montos de pensión. La no existencia de un sistema mixto podría dejarnos atrás en ámbitos de desarrollo humano y calidad de vida, intangibles que durante las últimas décadas han demostrado ser de importancia fundamental para el desarrollo socioeconómico de las naciones.

La aproximación de la cuarta edad
Según las estimaciones realizadas en Chile en el año 2015, existe un 17% de la población que supera los 80 años, en un segmento que se ha ido identificando como la cuarta edad y que en la última década ha ido creciendo considerablemente, a raíz de temas como las mejoras en la calidad de vida de las personas.

Esta extensión en la expectativa de vida plantea también una enorme interrogante sobre qué hacer con las jubilaciones, en momentos que la AFP sufre una de los peores escenarios, con descontento generalizado en la ciudadanía y críticas cruzadas de expertos.

Lo anterior, porque en medio de las críticas al sistema previsional se inclina a confundir los temas, debido a que el problema de fondo son las bajas pensiones que están recibiendo los jubilados, no la AFP en sí, pese a falta de mejoras en sus negocios.

, , ,

Comments are closed.

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes