Menu 1

¿Cómo se presentan los Estados Financieros según las NIIF?

Rate this post

Los estados financieros de las empresas requieren la existencia de un marco legal, que asegure que todas las entidades pueden intercambiar datos financieros sin importar su sector o nacionalidad. Es por ello que existen unas Normas internacionales de Información Financiera, más conocidas por sus siglas NIIF. Esta normativa ha sido desarrollada por el IASB desde 2001, y a día de hoy es aceptada como la estructura legal para llevar la contabilidad de cualquier negocio.

Las NIIF dictan toda una serie de normas básicas o generales, sobre las cuales cada organización puede aplicar pequeños cambios y adaptaciones. Actualmente son utilizadas por más de 75 países de todo el mundo, y existen muchos otros que contemplan su incorporación en el futuro.

Su concepto básico es el que establece cómo realiza el balance financiero, y que divide lo que posee la empresa en dos grandes categorías: activos y pasivos. Los activos son aquellos recursos que la empresa controla como consecuencia de su actividad financiera anterior. Puede ser el mobiliario de la oficina o sus trabajadores, por ejemplo. Los pasivos, en cambio, son obligaciones que tiene la compañía y que deben saldarse con el tiempo. Incluye la amortización de la maquinaria, entre otros elementos sujetos a amortización y desgaste. El balance entre ambos tipos de bienes es lo que determina la rentabilidad de una compañía.

Políticas contables

Los estados financieros que se encuentran bajo la normativa de las NIIF incluyen:

  • El Balance General o Estado de Situación Financiera.

  • El Estado de Ganancias y Pérdidas o Estado de Resultados.

  • El Estado de Cambios en el Patrimonio Neto.

  • El Estado de Flujo de Efectivo.

pnl_vendedorMás allá de los conceptos globales de las NIIF y que han sido una constante durante todos los años en que esta normativa ha estado vigente, también existen aspectos más pequeños que están sujetos a modificaciones. Por ello, es importante estar siempre informado acerca de si las NIIF de este año han incorporado algún cambio importante en la manera de reportar los estados financieros de tu empresa.

Así pues, debes saber que la política contable actual obliga a presentar de manera independiente las alteraciones del patrimonio neto que no provengan de transacciones con los propietarios de la compañía. También es necesario declarar todos los impuestos causados y diferidos sobre la renta, así como incluirlos en los balances de los tres últimos años. Hace unos años solo era obligatorio presentar los balances para los dos años anteriores.

Respecto a lo anteriormente comentado sobre los bienes activos y pasivos, cada empresa debe conocer cómo debe clasificar todas sus propiedades y obligaciones. Existen casos especiales de activos no corrientes, que incluyen aquellas posesiones con capacidad para liquidarse y convertirse en dinero en un periodo de tiempo inferior al año. Dentro de los activos no corrientes los más frecuentes son los activos fijos, que hacen referencia a todos los terrenos y a la maquinaria que tengamos. También entran en esta clasificación los diferentes inmuebles y equipos en posesión. De la misma forma también existen pasivos no corrientes, y que contemplan las deudas que no se saldarán hasta dentro de un año o más tiempo. Estos incluyen las hipotecas o los Bonos, entre otras obligaciones.

Puesto que las NIIF operan en una gran cantidad de ámbitos de los estados financieros de la empresa, son muchos los aspectos que deben tenerse en cuenta a la hora de extraer los resultados económicos y de rentabilidad de la compañía. Los más recientes cambios en las políticas contables incluyen la necesidad de incluir más detalles sobre los acuerdos de pago con los bancos, así como sobre cómo se devuelve el dinero que estos han prestado a tu negocio.

El panorama actual de los estados financieros también afecta a los planes de compensación y a los bonos a empleados. Estos deben describirse minuciosamente, y deben mencionarse los objetivos que permiten que cada empleado obtenga una determinada cuantía extra en su sueldo por sus esfuerzos.

Finalmente, los estados Financieros de una empresa han de reflejar el pago de impuestos, en qué momentos se han efectuado y a qué entidad. Esto incluye los pagos tributarios en efectivo y otros tipos de pagos.

 

Comments are closed.

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes