Menu 1

Chile busca el reconocimiento europeo en su Sistema de Certificación Orgánica

Rate this post

Productos importados

De ahora en adelante, todos los que se dediquen a la venta de productos orgánicos en Chile tienen un motivo para estar felices. Esto porque el país avanza enormemente para convertirse en uno de los tres países latinoamericanos cuyo sistema de certificación de producción orgánica sea reconocido por la Comunidad Europea como equivalente.

En la actualidad, cerca del 90% de la producción orgánica nacional es exportada, siendo Europa el principal mercado de destino para productos procesados como la miel, el vino, hierbas medicinales, pastas, pulpas y congelados.

Desde el año 2000, que el Ministerio de Agricultura, a través del Servicio Agrícola Ganadero (SAG) ha estado haciendo gestiones para poder validarse en Europa, sin éxito. Solo el año pasado, pudieron enviarse todos los antecedentes de acuerdo a las exigencias solicitadas para demostrar el funcionamiento del Sistema Nacional de Certificación.

“Esta es una gran oportunidad para posicionar a nuestra producción orgánica en Europa y es el resultado del trabajo constante que realiza el SAG por asegurar la calidad de los productos nacionales. Esperamos que permita abrir aún más oportunidades para nuestros exportadores ahora que cuentan con este respaldo de calidad”, señaló el Director Nacional del SAG, Ángel Sartori.

Marco legal

La venta de productos orgánicos cuenta con toda una normativa impuesta por el Ministerio de Agricultura, a través del Servicio Agrícola Ganadero. Por esa razón, los importadores deben acreditar ante el Servicio los siguientes aspectos:

  • Validez y cumplimiento de los requerimientos técnicos del sistema de producción orgánica.
  • Reconocimiento por la entidad competente del país de origen de la certificación del producto importado, esto acompañado por un certificado de transacción.

Por otra parte, una vez importados, debe cumplirse una serie de condiciones para incursionar en el comercio orgánico, entre las que se cuentan que los productos con denominación orgánica, biológica o ecológica, deben ser certificados por una entidad inscrita en el Registro del Sistema Nacional de Certificación Orgánica.

Todas estas disposiciones legales, que pueden parecer tediosas, solo apuntan a mejorar aún más la producción y los negocios. Por esta razón, si se aprueba la certificación europea, se abrirá una enorme ventana para que los productores nacionales logren nuevas oportunidades de negocios, con facilidad para el intercambio y disminución de costos.

Comments are closed.

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes