Menu 1

Aspectos que desconocías de la viticultura

Rate this post

viticultura

La viticultura es un término proveniente del latín vid y es una rama de la ciencia de horticultura. En un término más genérico se trata de cultivar las vides. La vid pertenece a la familia de las plantas trepadoras la cual engloba varios géneros y uno de ellos es la vitis, que es la que origina uva para la vinificación. La vitis vinífera posee cerca de 4 mil variedades diferentes, como por ejemplo, la vitis vinífera cabernet sauvignon o la chardonnay.

Taxonomía y morfología

La vid es una planta con flores, es decir, una angiosperma. Pertenece a la subclase de flores más simples, pero en el grupo dotado de cáliz y corola, esto quiere decir, el más avanzado. El orden es de la rhamnales, que son plantas leñosas, que por lo general tienen una vida más larga, así es que con facilidad se puede encontrar una vid centenaria. Tiene un largo período de juventud que va de los tres a los cinco años, lapso en el cual no es capaz de producir flores; en general, las yemas que se forman durante un año no se abren hasta el próximo año. Posee un aparato radicular que se hace imponente con los años, pero se desarrolla y explora el terreno con menos minuciosidad que el de una hierba.

Asimismo, requiere de mucho tiempo para poder desarrollarse correctamente. La necesidad de mantenerlo vivo durante el invierno o en tiempos de sequía hace a las plantas leñosas más exigentes en cuestiones que tienen que ver con el clima y la fertilidad. Por esto es que no viven en alturas excesivas ni tampoco demasiado cerca de los polos ni en los desiertos como pueden hacerlo las hierbas.

La vid es un arbusto constituido por raíces, tronco, sarmientos, hojas, flores y fruto. Ya se sabe que a través de las raíces se sustenta la planta, mediante la absorción de la humedad y las sales minerales necesarias y que el tronco y los sarmientos son meros vehículos de transmisión por los que circula el agua con los componentes minerales.

La hoja con sus múltiples funciones, es el órgano más relevante de la vid. Las hojas son las encargadas de transformar la sabia bruta en elaborada, son las ejecutadoras de las funciones vitales de la planta: transpiración, respiración y fotosíntesis. Es en ellas donde a partir del oxígeno y el agua se forman las moléculas de los ácidos, azúcares, etc, que se van a ir acumulando en el grano de la uva, condicionando su sabor.

Comments are closed.

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes